lunes, 12 de septiembre de 2005

In the jo (en el castillo)

Ayer me levante temprano y me acoste tarde, no tenia fuerzas para escribir. Anduve como veinte kilometros de ciudad porque queria recorrer Kita y Minami, los dos distritos mas famosos de Osaka. Y lo hice, pero casi reviento de andar. Al regresar al hotel apenas conseguia arrastrar los pies.

Por la maniana temprano, ademas, habia ido al famoso requetefamoso castillo de Osaka. Llevaba meses por no decir anios deseando verlo. De repente aparecio entre los edificios, justo detras de una cancha de baseball. En Japon hay canchas de baseball donde sea, les vuelve locos. No es como el americano, es mas de equipo, nada de estrellas, ese espiritu lo llaman wa.

Como decia aparecio el castillo con sus tejados verdes. Me subi incluso a un andamio para sacar fotos y casi me rompo la crisma. Me vino un obrero con casco redondo a echar de alli gesticulando. Me fui.

Llegue al castillo. La cosa no pudo empezar peor, un grupo de japoneses me pidieron que les hiciera una foto. En casi todo Japon son bastante timidos, eso era muy raro. Turistas, claro. Poco a poco vi la realidad, cientos, miles, encima en domingo, asaltando el castillo que encima no era tal sino un simple revestimiento (lo de fuera) que por dentro tenia un edificio museo, lo mas cutre que os podais imaginar, maquinas de bebidas, cascos y espadas de plastico para que te hicieses fotos con ella, incluso recortables de esto de samurai y gheisha en frente del castillo para que metieses la cabeza. Me queria morir. Me llevo un rato aceptar con sinceridad que no me gustaba nada. Dentro olia a sudor, un olor acido asqueroso. Me fui sin ver la mitad del museo, alli no habia nada para mi. Despues de ver castillos de verdad como el de Himeji este es una tomadura de pelo.

Para resarcirme me fui al acuario. Craso error. Otra multitud me aplasto. Apenas consegui ver el tiburon ballena y eso que era el mas alto del edificio. Le hice unas fotos para Isma, que en cierta ocasion de dio un banio con tres o cuatro en el Caribe (no comen carne, solo placton), aunque tiene que ser de impresion. Literalmente hui del lugar.

Tercer error. Como queria estar solo me subi a una noria, se supone que la mas alta del mundo. Habia olvidado que tengo miedo a las alturas. Los quince peores minutos en mucho tiempo. No es que suba alto, es que te catapulta a la luna. Los japoneses siempre evitan a los gaijin y efectivamente el palanquin mio era todo para mi. Se mecia en la altura segun me sentaba y no me hacia la menor gracia. Solo consegui dominar el miedo haciendo verdaderos esfuerzos de racionalidad. No se cae nunca, no vas a ser especial.

Asi que, demolido por las circunstancias, me fui a andar. En Minami, por la noche, volvio a llover puntualmente diez minutos, cuando ya se habia hecho de noche. Me cene unas bolas de pulpo que finalmente acabaron por quemarme la lengua -habia conseguido salvarme varias veces- y me compre un carton de leche para fingir que volvia a casa. Como en Santiago antes de acostarme, vaso de leche y suenios dulces.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya putada lo del castillo,y sobre la noria...fijate que yo tengo vertigo,nunca me he subido a una noria pero me gustaria subirme en una,sinceramente nunca tuve la oportunidad,XD

Akiles

Anónimo dijo...

Me sorprende cómo estás aprovechando tu "viajecito" a Japón:subida a volcanes en bici como el más común de los lugareños, baños en pozas reservadas como si lo estuvieras haciendo toda la vida, hasta coqueteos con la chica de turno (ahi cosas que nunca cambian, aunque ocurran a 12000 km). Te veo perfectamemnte integrado en el modo de vida nipón, aunque falla la muchedumbre, que por lo que cuentas, parece estar presente hasta en el más escondido rincón. Recuerdo que apreciabas los ratos de soledad, por lo que mucho tiempo viviendo allí te llevarían a retirarte al monte fuji para morir en calma. Por cierto, escuché el otro día en el telediario que después de Suecia, Japón es el segundo país donde más se suicida la gente (media de 100 suicidios al día).....te sorprende?
Enviáme esas fotos cuando puedas, no me importa lo de la mamcha en el objetivo.

Un beso, María

Ani dijo...

Tio, me mareo solo de oirte. Yo no tengo vertigo, pero el peor momento de mi vida en una atraccion lo pase en la noria pequeñita que montan durante las fiestas de Santiago. Enfrente de mi estaba una abuela con su nietecito y los dos alucinaban mirando como me agarraba a las barras de hierro como si aquello se fuese a soltar y saliera rodando. Ese tipo de "pasatiempos" no son para nosotros Ramon... mejor bajamos 5 o 6 metros en el rio que es 1.000 veces más seguro y divertido :-D

Ya te queda poco de tu viaje/aventura. Va a ser flipante cuando te veas de nuevo en casa. Por la noche cerraras los ojos y al despertarte creeras estar aun en algun hotel japones.

Saludos.

ramón dijo...

Maria:

Jeje, gracias por el comentario pero uf, este pais para vivir me parece un completo horror, yo engrosaria esa larga lista de suicidas bonzo

ramón dijo...

Ani, si ves esta te da algo fijo XDDDD era muuucho mas grande, no se ni como se me ocurrio.

Que ganas tengo de ese buceo tranquilo...

Aqui no son ni las cuatro de la tarde. He tenido que volver al hotel a darme una ducha porque estamos a 37 grados y es verdaderamente insoportable con la humedad que hay. Cuesta respirar.

Hablando del Fuji, alli estare en un par de dias, jiji

ramón dijo...

Eh, Maria, cuando te vas tu de viaje? No era por estas fechas?