domingo, marzo 05, 2006

Personas caminando


Soy un cazador vestido con pieles de oso, llevo un arco a la espalda, guantes de foca y raquetas en los pies. Mis perros han muerto en un deslizamiento de hielo –pasa en ocasiones- y si no consigo regresar al poblado moriré esta noche bajo los vientos helados que llegan del océano. Probablemente nadie encontrará mi cuerpo, se mezclará con los hielos y permanecerá así, intacto, hasta mucho después de que el hombre deje de habitar este mundo dentro de miles y miles de años. Cuando el fuego de los cielos acabe con todo seré el último en desaparecer.

Y los perros, claro.


Estas son las cosas en las que pienso cuando ando por la nieve. También a veces miro atrás y sonrío al ver mis huellas crujientes.